Dame tu voto. Gracias

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 7 de agosto de 2013

Como afrontar el calor cordobés sin deshidratarse en el intento



Un consejo que os voy a dar y que siempre le doy a mis amigos, familia política y conocidos, si tenéis pensado visitar Córdoba, LO MEJOR es no hacerlo en verano. Pero como hay gente dura de mollera, y también que muchos sólo tienen vacaciones en esta época, deciden que quieren ver Córdoba en verano. Así que desde @NSMezquita vamos a daros unos consejos para que disfrutéis de Córdoba como si fuese Mayo ;)
Que se vea que no exageramos en nuestra guía

En primer lugar, es importante elegir un buen lugar donde hospedarse. En Córdoba se alcanzan temperaturas que pueden llegar a superar los 52 grados, en estas horas es desaconsejable estar en la calle, normalmente estas temperaturas se suelen alcanzar al medio día a partir de las 12 y llegando a su máximo sobre las cuatro o cinco de la tarde a partir de ahí empiezan a bajar levemente (ojo, que no significa que empiece a refrescar), por lo que suelen ser horas que la gente aprovecha para comer o o disfrutar de unas horitas de siesta, por esta razón tampoco hay que quebrarse mucho a la hora de elegir una estancia en condiciones ya que la mayoría de ellas cuentan con aire acondicionado en sus habitaciones. Pero hay otras opciones, por ejemplo que mejor que pasar estas horas muertas en las que no se puede pasear por la ciudad, disfrutando de un agradable baño en una piscina o leyendo un libro debajo de la sombrilla después de un pequeño chapuzón. Por eso os recomendamos elegir hoteles/hostales/albergues/residencias etc... que tengan piscina. Os dejamos una lista de algunos de los hoteles que hemos encontrado que poseen este servicio[1]


O bien se puede optar por alejarse de la capital e instalarse en la sierra, dónde las temperaturas son levemente más bajas


Otra opción que ofrecen muchos hoteles y sobretodo para visitas a la ciudad de fin de semana son la estancia más “Baños árabes”. Está opción es bastante aconsejable porque puedes ir a visitar el centro histórico, comer por allí y a la hora de más calor disfrutar de un relajante baño con masaje.

Una vez que tenemos el punto uno bien atado y nuestra reserva hecha, vamos al punto dos: Organizar bien el viaje, esto es, que ver, como verlo, cuando verlo, etc…
Por desgracia Córdoba no es una ciudad que en verano cambie mucho su horario para adaptarlo a las exigencias del verano y "la caló" y sus monumentos no suelen abrir hasta muy tarde. Pero es verdad que los monumentos más emblemáticos tienen una sesión nocturna especial, algo más cara que la diurna, eso sí, pero que no deja de ser también más exclusiva ya que a parte de lo que pueden ofrecer en la visita diurna añaden el plus del espectáculo nocturno (normalmente suelen ser espectáculos de luces y música).
En este enlace se pueden ver los horarios de visita de los monumentos de la ciudad.
Cómo ya hemos comentado, también se puede programar una visita nocturna al centro histórico y disfrutar de los monumentos y museos que ofrecen servicio de visita nocturna, hay que añadir que también existen espectáculos que se dan únicamente por la noche como es el Tablao del Cardenal situado al lado de la mezquita y donde se puede disfrutar de un maravilloso espectáculo de flamenco.
¿todo bien organizado y listo?, pues seguimos al siguiente punto de nuestra guía especial para combatir "La caló"

Punto tres: La hidratación. Esto es muy importante y si alguno ve los telediarios en todos te dicen lo mismo, en verano hay que hidratarse mucho. Si decidís ver la ciudad de día, se puede optar por disfrutar de un “break” turístico en alguna de las terracitas que adornan nuestra ciudad, o bien sentarse en algún banco de un parque, debajo de los naranjos en el patio de los naranjos de la Mezquita o a la sombra de las palmeras del Alcázar de los Reyes Cristianos, todo vale para disfrutar de un pequeño refrigerio y sobretodo para evitar los temidos y peligrosos golpes de calor.
Una de las cosas que a mí personalmente me encantan de Córdoba es que tiene distribuidas muchas fuentes de agua y muchos parques donde poder descansar y afrontar “la caló” que azota a la ciudad en esta época.
Pero ojo, muy importante, una buena sombra no ayuda a recuperar el líquido perdido, necesitamos rehidratar nuestro cuerpo y de esa manera no sólo evitaremos un golpe de calor sino que cogeremos fuerzas para seguir disfrutando de la visita.
 
Los lugares con agua y sombra son ideales para descansar(foto Alcázar Reyes Cristianos)


Ya llegamos al final, el punto cuatro, DISFRUTAR. Eso es lo más importane y lo que queremos todos los que vamos a visitar una ciudad, disfrutar de nuestra estancia. Por eso os hemos querido hacer esta guia para combatir "la caló" cordobesa porque queremos que tengáis un buen recuerdo de Córdoba y que por supuesto volváis, da igual la época que sea porque si sobrevivisteis a Córdoba en Agosto y os gustó, cualquier otra época os parecerá maravillosa ;)

Esperamos que esta guía os haya resultado muy útil, acordaos de seguir todos los puntos que en ella aparecen y vuestra estancia será estupenda.

¡Hasta el próximo Post!


[1] Esto es sólo un ejemplo de ofertas de alojamiento que existen en Córdoba, por supuesto que hay muchas más, hemos cogido de entre la amplia oferta de hoteles que existe una muestra de diferentes calidades y precios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario