Dame tu voto. Gracias

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 22 de mayo de 2013

LAS DOS CARAS DE LOS PATIOS.


Típico Patio cordobés
Los patios acabaron el pasado día 19 de mayo, y con la perspectiva que nos da el tiempo, una vez acabada la fiesta quisiera escribir, aprovechando esta plataforma, una crítica sobre dicho evento, una crítica que no del todo es mala, pero sí que deja algún sabor amargo. La finalidad no es desprestigiar a los patios en sí, ni muchísimo menos. Una folklore arraigado en Córdoba como este, que además ha sido recompensando como fiesta patrimonio de la Humanidad, siendo este el principal reclamo de este año.
Precisamente este es el primer punto que quisiera reseñar, la masificación que se ha producido a lo largo de la popular fiesta cordobesa, esto hace preguntarme ¿Está Córdoba preparada para recibir masa de turistas al mismo tiempo? Por plazas hoteleras no será, porque hay muchos hoteles y muy buenos, entonces ¿porqué me pregunto esto? Muy sencillo, porque desde nuestras más altas esferas, y no sólo desde este gobierno, sino que ha sido una cosa que ha venido sucediendo desde siempre, nadie se ha preocupado por la difusión del Patrimonio Histórico-cultural de la ciudad, y por ello, nunca se ha visto tan desbordada como hasta lo sucedido aquí desde el día 8 al 19 de mayo. Por eso mismo, la ciudad no estaba preparada para esta masificación. Y es aquí donde prosigo con mi argumento.
En primer lugar, los voluntarios, es cierto que los voluntarios como su nombre indica, son personas que realizan una labor de forma desinteresada, y si la alcaldía no propuso una serie de requisitos previos, y aceptó a todas las personas que fueron llegando, no es muy normal, que en mitad de las fiestas se les critique. Aunque en algunos casos no les faltara razón, como el hecho de que se les llamara (a las 13h) para acudir a ayudar, y no se presentasen. Pero si no has exigido un nivel mínimo de inglés, no pidas que un voluntario sepa desenvolverse con fluidez en dicho idioma cuando un visitante extranjero le pregunta por una calle determinada. ¡A ver pedido ese requisito!
Otro aspecto negativo de esta masificación, las reservas vía online. Esta es otra cuestión que es digna de estudio para quien proceda, pero si al menos se dan una serie de reservas online, con un número limitado, que ha originado que muchos turistas cancelasen sus habitaciones en hoteles porque ya no quedaban, y pensaron que sin esa reserva no podían entrar. Al menos, que se pidan esas reservas a la entrada, y no dejes el libre acceso a cualquier persona, porque entonces, el objetivo de no masificar las entradas y las rutas no se está consiguiendo.

Y para concluir y quisiera volver a incidir en el aspecto de la difusión, esta masificación ha venido precedida del nombramiento de estas fiestas como patrimonio de la Humanidad, pero no por la publicidad que se hace al extranjero o al ámbito nacional. Y si ya se ha llamado la atención a este respecto y se ha logrado que muchas personas vengan a visitar la ciudad, se propongan alternativas para que se queden unos días más; vean no sólo los patios o sólo la mezquita; y hagan que se hable muy bien de Córdoba a sus familiares e incluso vuelvan, porque aunque suene redundante con el nombre del blog, Córdoba no sólo es la Mezquita, incentivemos nuestro patrimonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario